SEN ANLAT KARADENIZ RESUMEN EPISODIO 30

0
2289

SEN ANLAT KARADENIZ RESUMEN EPISODIO 30

Este episodio parece estar terminando la historia. Nefes ya no es tan callada y temerosa, Tahir es menos presumido y beligerante, la madre Saniye no es tan combativa ni tan justa, Mustafa ya no está tan enojado y vengativo, Cemil es menos confiado y agresivo, Fikret es ahora el manipulador de la sombra de Vedat, Mercan es más receptiva e está más involucrada, Nazar es más resistente y decidida contra la ira de Vedat, y el mismo Vedat se enfrenta al fracaso en varios frentes.

El plan de Vedat ha funcionado hasta ahora. Nefes está tras las rejas y la abogada le ofrece un medio para salir. Ella explica que si Nefes se niega a firmar el documento, para cuando sea liberada, Yigit tendrá 15 o 16 años y nunca podrá recuperar los años perdidos con su hijo. Sin duda, el documento es una petición de divorcio. Vedat está decidido a separar a Nefes y Tahir.

Al mismo tiempo, Vedat le ofrece a Tahir una manera de resolver el problema familiar. Muy simple, él puede divorciarse de Nefes. La escena cambia primero a la mañana en que arrestan a Nefes, luego a las autoridades que buscan armas ilegales en el barco y, finalmente, a la mansión de Vedat. Vedat está en su gloria, y después de una llamada de Cemil, envía a Nazar a la casa de su familia para “conversar” con su hermana mientras se encuentra con Tahir. Ya es consciente de que Mercan puede hablar, por lo que insinúa que sabe que Nazar y Mercan planean hacer algo.

De vuelta en la casa de Kaleli, Tahir, en su estilo típico, intenta prohibir que la policía se lleve a Nefes, y cuando eso falla, sigue a la camioneta de la policía hasta la comisaría. Tan pronto como llegan, Ali y Esma entran. Han sido alertados por Mustafa. Ali le dice a Tahir que se quede afuera mientras él y Esma revisan la situación, pero, naturalmente, el mal genio de Tahir lo supera y se va a buscar a Vedat. Ali descubre que el fiscal principal no quería que lo alertaran sobre el arresto de Nefes debido a sus estrechos vínculos con la familia Kaleli, y no se le permitirá a Ali conducir el interrogatorio por el mismo motivo.

Cuando la familia prepara a los niños para la escuela, Yigit quiere saber acerca de su madre y Tahir. Asiye y Mustafa dicen que han ido al Bazar, y él no debe preocuparse. En ese momento, el teléfono de Mustafa suena y un trabajador en los muelles le dice que la policía está invadiendo el barco, pero no le darán ninguna razón para la búsqueda. Mustafa se va rápidamente sin explicar nada a Asiye.

Cuando Mustafa llega a los muelles, se ve obligado a esperar hasta que un policía venga a decirle que no encontraron nada. A Mustafa se le dice que las autoridades habían recibido información de que estaba contrabandeando armas. Su trabajador dice: “Debe ser ese Vedat”. Hay un doble cambio de escena en este punto. Vemos a Mercan caminando sin descanso por la noche cuando escucha a su padre hablando con alguien sobre poner las armas en el barco Kaleli. Ella regresa a su habitación y llama a Nazar, quien, a su vez, llama a Murat y le dice que vaya rápidamente y se los quite. Ella admite que su padre lo hizo, pero le hace prometer que no lo involucrará aunque sea malvado. Los operarios se van inmediatamente, y cuando Nazar llama a Murat a la mañana siguiente, él le dice que han retirado las armas del barco y las han escondido.

De vuelta en los muelles, Mustafa está enojado. En un estilo típico de Kaleli, se sube a su auto y se apresura a enfrentar a Cemil. Le dice a Cemil que está siendo controlado por ese “bastardo” Vedat, y que si quiere ser su enemigo, debe actuar como un hombre. Cuando Mustafa se va, Cemil llama a alguien para ver si se encontraron las armas. Cuando se le dice que no se encontraron armas en el barco, golpea el teléfono con rabia. Mustafa se va a casa, y cuando Murat y Fatih llegan, le cuentan lo que han hecho.

Tahir llega a la mansión de Vedat y de inmediato amenaza a Vedat. Cuando Vedat no se inmuta ante las amenazas físicas de Tahir, Tahir se calma un poco y escucha la oferta de Vedat. Sin firmar la petición de divorcio, sale y va a la cárcel a ver a Nefes. Juntos deciden que su mayor fortaleza contra Vedat es su matrimonio y la capacidad de Tahir para actuar como un verdadero “padre” de Yigit. Ali entra para decirles que tienen visitas. El clan Kaleli se ha reunido fuera de la cárcel para ofrecer apoyo a Nefes.

Vedat visita a Cemil para preguntar por qué no ha habido noticias de la detención de Mustafa. Cemil le dice que la policía no encontró nada a pesar de que las armas se pusieron en el barco. Ninguno de los dos es feliz. Cemil se queja de que Vedat lo sigue desanimando y está teniendo dificultades con los corredores de armas. Su negocio se tambalea y su flujo de efectivo se agota. Vedat no es simpático. Él le dice a Cemil que él tenía una tarea simple que hacer y que falló, y sin embargo, él quiere dinero de él. Vedat está molesto, pero dice que enviará dinero a la cuenta bancaria de Cemil. Cuando se va, Vedat dice que está aburrido con las dos hijas. Él va a la casa Dagdeviren para retener a Nazar. Cuando ella pregunta por qué, él amenaza con golpearla, pero Mercan lo detiene.

Turkan ve esto y escucha la amenaza de Vedat. Coge una pala y le dice que se vaya. Sus hijas se quedan en su casa.

¡Ajá! Ahora podemos ver al maestro manipulador, Fikret, que está disfrutando de una barbacoa mientras habla con la abogada de Vedat. Él quiere saber si ella tiene la evidencia, el arma y la bala. Ella afirma y le pregunta qué quiere que haga ella. Fikret dice que no quiere que ella haga nada, solo pretende que trabaja para Vedat. Poco después de que el abogado se va, Fikret le dice a sus hombres que preparen su auto. Va a la casa de Kaleli y le dice a Saniye que lamenta la detención de Nefes, y que si puede ayudar, lo hará. Él dice que un día “todo será revelado”. Él insinúa que su familia aprenderá la verdad del pasado.

La familia Kaleli sigue a la camioneta de la policía hasta la oficina del fiscal en un convoy. Después de su interrogatorio, Nefes es liberada hasta el juicio en aproximadamente un mes, por lo que Tahir y Nefes planean sacar a Yigit de la escuela y regresar con la familia a su hogar. El abogado de Vedat lo llama para darle las noticias, y él dice que es bueno porque tendrán tiempo, un mes, para hacer planes para eludir la confianza de Kaleli.

Continúa preguntándole a la abogada si Fikret lo sabe, y cuando ella dice que no, Vedat dice “eso es bueno; Me ha estado molestando últimamente ”. La cámara se acerca y vemos a Fikret sentado en el auto con el abogado. Fikret pronuncia algunas palabras crípticas y despide al abogado antes de recibir una llamada. Él le dice al orador que haga una escena, capte a la persona, “bríndele lo suficiente como para que grite, pero manténgalo lo suficientemente suave como para que le sea útil”.

Más tarde descubrimos que la persona con la que habló era un guardia de la prisión y la persona / El “paquete” que mencionó Fikret es un preso que fue golpeado y llevado a un hospital.

Vedat se sienta pensativo en su mesa, solo en su enorme mansión. En la casa de Kaleli, la multitud feliz se deleita en una mesa cargada de comida deliciosa; Sus brazos están extendidos, sirviendo platos mientras hablan en voz alta. La comida ha sido preparada sin duda por la madre Saniye, Asiye y Nefes, pero Saniye no está en la mesa. Está en su habitación llorando mientras mira una foto de ella y de Sakine. Cuando Tahir la descubre, dice que le duele la cabeza y que descansará. La felicidad continúa alrededor de la mesa con Asiye cantando una canción folclórica feliz mientras los demás se unen. Más tarde, Tahir, Nefes y Yigit juegan antes de acostarse, Mustafa y Asiye bromean hasta que su hija se les une en la cama, Murat y Firat se sientan. Afuera, hablando de amor. Murat le dice a Firat que también conseguirá a su niña (Berrak), aunque no es tan guapo como él.

Fikret envía a algunos hombres al hospital para que recojan el “paquete”, pero que parezca un motín de prisioneros en lugar de un secuestro. Luego llama a Vedat para una pequeña charla “fraternal”. Vedat todavía está molesto y no sabe que Fikret sabe todo sobre sus planes.

¿Quién es el prisionero que Fikret quiere que le traigan? Tendrá que ser alguien que sepa todo sobre Vedat.

En la casa de Dagdeviren por la noche, un Cemil malhumorado se sienta solo y se niega a ir a la cama. En el dormitorio de las niñas, Mercan aparentemente se ha recuperado por completo, porque se sienta en su cama de forma natural y habla con facilidad, diciéndole a Nazar que llame a Murat porque lo ama.

La mañana siguiente trae una serie de diferentes escenas de cada hogar: Asiye y su madre Saniye. refunfuñando sobre canciones populares, y Osman Hoda habla sobre la moral de un demonio, un ángel y un burro. Fikret pregunta por su “paquete”, el prisionero, y le dice a su hombre que le avise cuando el hombre se despierta. Nazar regresa a la mansión y discute con Vedat, diciéndole que es un perdedor. Cemil le dice a Mercan que él sabe que ella le contó a Kalelis sobre las armas y que ella y Nazar pueden haber salvado a los Kalelis, pero lo han arruinado.

Esa misma mañana, Murat y un amigo sacan las armas del escondite y las ponen en una entrega. Fikret visita a Mustafa en los muelles, y Tahir, después de llevar a Nefes a la oficina de Esma, llama a Vedat para decirle que se divorciará de Nefes si éste le entrega el arma y la bala. Por supuesto, Vedat piensa que es ridículo, por lo que Tahir sugiere reunirse en el parque, un lugar público, para hablar.

Mientras tanto, una furgoneta de reparto llega a la mansión de Vedat y el conductor le dice al guardia que tiene una entrega para la señora Nazar. Nazar firma los papeles y les dice a los hombres que suban las cajas arriba.

En el parque, Tahir recibe una llamada y luego le muestra a Vedat los paquetes en su casa. Esta es la amenaza de Tahir. Le dice a Vedat que llame a su abogado para entregarle el arma y la bala, sus pruebas contra Nefes, a Firat que está con el abogado o llamará a la policía. Vedat se dirige a casa para localizar las cajas. Cuando abre una, encuentra albaricoques secos y una nota que le dice que, por fin, está recibiendo la solicitud que hizo de Komisar Mithat cuando él (Vedat) fue encarcelado.

Murat y su amigo llevan las cajas de armas a Cemil. , diciendole que quieren para ayudarlo a mantenerse fuera de problemas. Fikret, ahora en su casa, recibe una llamada del abogado que le dice que Kalelis tiene la evidencia justo cuando un secuaz viene a decirle que el prisionero está despierto. Fikret va a interrogar a su “invitado”, que no es otro que Rustem, el hombre que fue a la cárcel por los crímenes de Vedat.

La escena final tiene lugar en un muelle con Nefes y Tahir sentados en su camioneta. Ali se acerca y le pide “su” arma y Tahir lo saca de la guantera. Por supuesto, es la “evidencia” contra Nefes. Cuando se va, Tahir y Nefes salen y se besan ante un cartel que dice “Trabson”.
¿Qué le preguntará Fikret a Rustem y qué hará con las respuestas?
¿Qué y cuándo revelará Fikret la verdad del pasado a la familia de Saniye?
¿Qué hará Vedat ahora que sus armas ilegales y sus planes de divorcio han fracasado?
¿Nazar y Mercan le contarán a Cemil la brutalidad de Vedat?
¿Firat y Berrak confesarán sus sentimientos el uno por el otro? …
y … ¡¿Cuándo Asiye tendrá ese bebé ?!

Escrito Por – Susan Watson

Traducido por – Be Bravo

ALL RIGHTS RESERVED

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here